Incongruencias en el proceso de movilidad de empleados de la AEE a otras agencias del Gobierno

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

La Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes realizó el pasado lunes 1ro de junio, una vista pública donde se busca autorizar el destaque de los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para ser movilizados a cualquier municipio en el que puedan desempeñar tareas de acuerdo a sus capacidades. 

El proyecto de la Cámara 742 que busca enmendar la Ley 8-2017 conocida como ‘’Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos’’, persigue conservar todas las protecciones dispuestas por el proceso de movilización sin sujeción al mecanismo de restitución de salarios por parte del municipio que pudiera recibir al empleado. 

‘’Este proyecto responde a la evidente insatisfacción de todos con el proceso que se ha dado con los empleados de la AEE. No hay que entrar en muchos detalles, pero hemos visto cómo muchos empleados con habilidades especializadas han pasado por un proceso difícil y atropellado en la designación de sus conocimientos en el gobierno’’, expresó en su turno inicial el presidente de la Comisión, Jesús Manuel Ortiz González.  

Por su parte, la Lcda. Nydza Irizarry Algarín, directora de Recursos Humanos de la AEE confirmó que mediante el Programa Transición Voluntaria (PTV) -renuncia incentivada- la agencia ha recibido alrededor de 1,000 solicitudes, de las cuales más de 100 aún faltan por evaluar. De igual forma, no precisó la cantidad de empleados que han renunciado a la AEE, ya que ‘’aún estamos contabilizando’’. 

Las solicitudes que iban a ser recibidas hasta el día de ayer aplicaban a personas que trabajarán en servicios al cliente y áreas de apoyo, entiéndase, finanzas, recursos humanos y tecnología. De acuerdo con la Directora, las solicitudes pueden ser rechazadas de no cumplir con los requisitos del programa. 

Según Irizarry Algarín, de los 4,200 empleados que formaban parte de la AEE aún no se sabe el número final de los que pasaron a formar parte de LUMA o a otras agencias del gobierno. 

La directora de Recursos Humanos además dijo que “las cartas de movilidad que fueron enviadas a los funcionarios fueron trabajadas en conjunto con la Oficina para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos del Gobierno de Puerto Rico (OATRH), en la que evaluaron la información, y luego se le envió la determinación a cada empleado”. Irizarry aseguró que recibieron 141 casos de apelaciones de empleados reclamando a la entidad gubernamental errores en la información personal, debido a que no estaba actualizada en los expedientes.

La AEE ha recibido ‘’miles de solicitudes’’ de consideración para que se deje sin efecto su movilidad. Irizarry no precisó la cantidad exacta en la vista pública. Además, unos 100 empleados de confianza de reinstalación aún no han recibido las cartas de movilidad. 

Irizarry Algarín, quien comenzó a dirigir el Departamento de Recursos Humanos en el mes de abril de este año, indicó que el proceso de envío de cartas de movilidad comenzó entre el 26 y 27 de abril de este año. 

A pregunta de Ortiz González, sobre si se encontraba satisfecha con el proceso de movilización, la funcionaria sostuvo que ‘’nosotros hemos seguido la ley y nos hemos mantenido en cumplimiento. En nuestros términos hemos hecho todo lo que está en nuestras manos para cumplir con lo establecido. Obviamente, esto es difícil y duro para los empleados’’. 

Entre los meses de abril a mayo de 2020 de acuerdo a Irizarry Algarín se comenzaron a hacer unos ‘’esfuerzos’’ por parte de la AEE para comenzar un proceso de orientación a los funcionarios sobre el alcance que tendría la Ley 120 y el efecto en las movilizaciones. 

Sin embargo, comentó que ‘’fue un reto hacer estas orientaciones, ya que fueron impactadas por la pandemia. Para diciembre de 2020 se habían conceptualizado estas conferencias presenciales, pero por el repunte de los casos de COVID todo se vio afectado’’. 

Además, aseguró que los empleados no estaban al tanto del proceso que estaba ocurriendo. No obstante, indicó que ‘’no fue por inacción de la Autoridad. Entiendo que es un proceso bien difícil, pero hubo empleados que no estaban siendo receptivos al escuchar el mensaje’’.

Ineficiencias de la OATRH

Por otro lado, la Lcda. Diocelyn Rivera, asesora legal de la OATRH expuso que ‘’por expresiones previas de la directora Zahira Maldonado, reconocemos que ningún proceso es perfecto y ocurrieron situaciones particulares’’. 

En cuanto a la necesidad de servicio, Ortiz González manifestó que ‘’es más provechoso para el país tener un celador en un municipio ayudando en las gestiones que conoce, que tenerlo de técnico de la Orquesta Sinfónica’’. 

‘’Como comentamos, la evaluación se hizo a raíz de los expedientes de los empleados y las oportunidades que había en los organismos públicos’’, ripostó Rivera. 

La Asesora Legal de la OATRH indicó que de hoy en adelante cada empleado de la AEE que fue movilizado a otra agencia será reconocido por el puesto que está actualmente y no por el que estuvo por los pasados años. 

‘’Es decir, la experiencia que cuenta es la que diga su hoja de deberes como guardia de seguridad en su nueva agencia y no su desempeño como celador por los pasados 20 años’’, dijo Ortiz González. 

Mientras, el autor de la medida, el representante Ramón Luis Cruz Burgos respondió que ‘’hoy comenzó LUMA a dirigir y la percepción en general que tenemos en Puerto Rico es que ha sido un desastre. Pero escuchando sus ponencias no solo lo confirmamos, sino que el desastre es peor de lo que pensábamos. Aquí hay cajas de expedientes que no se han evaluado cuando estos empleados comenzaron a trabajar hoy. Cómo se explica que un celador que lleva 20 años trabajando ahora será un chofer o guardia de seguridad. Esto es un desastre total’’. 

‘’LUMA es malo para el abonado, para el país y para el trabajador. Entonces ahora que tenemos la oportunidad de discutir una posibilidad para los municipios, no favorecen este proyecto. Aquí se invirtió un dinero en capacitar a estos empleados y ahora este desarrollo profesional, que nos costó, se perderá en posiciones donde sus habilidades y capacidades se verán desaprovechadas. La agencia se colgó en estas evaluaciones’’, agregó. 

Tanto la OATRH y AEE se expresaron en contra de la medida. 

Posición de los alcaldes

Por otro lado, tanto la Asociación y la Federación de Alcaldes de Puerto Rico confirmaron que no se les hizo parte del proceso ni se les consultó a los municipios alguna posibilidad de recibir a nuevos funcionarios de la AEE. 

‘’Nunca se nos consultó y se nos hizo una oferta o se nos dio a los gobiernos municipales la posibilidad de aceptar a estos empleados. Muchos de los funcionarios van más a tono con los trabajos que se hacen en los municipios, donde el sueldo de cada uno estaría a cargo por un año’’, subrayó el director ejecutivo de la Asociación, Nelson Torres Yordán. 

Torres Yordán añadió que ‘’si se hubiera consultado con los municipios posiblemente muchos de ellos pudieron haber acogido a los empleados’’. 

Ambos organismos avalaron la medida.  

‘’Esto es un desastre de grandes proporciones y por eso proponemos que una vez este empleado se transfiera a la agencia que sea, tenga la oportunidad de aportar al país a base de su experiencia y en el área que se educó. Yo sé que los vamos a necesitar y Dios quiera que no suceda algo como lo del 2017. Con 300 empleados, LUMA no podrá resolver ninguna emergencia en este país. La responsabilidad de a dónde los enviaron recae sobre el gobierno actual y ustedes fueron parte de eso’’, puntualizó Cruz Burgos. 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes